Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio Más información Aceptar

Peridoncia e higiene dental

Higienes

Consiste en la eliminación del cálculo supragingival, sarro, depositado por encima de la encía. Generalmente utilizando un aparato de ultrasonidos

Peridoncia e higiene dental

Tratamiento de la enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal es una enfermedad dental muy común que afecta al 90% de la población mayor de 35 años, afecta al periodonto que es el tejido de sostén del diente (encías, ligamento periodontal y hueso). Esta enfermedad está causada por una serie de bacterias además de otros factores que empeoran la enfermedad como son los dientes mal posicionados, el tabaco, los cambios hormonales y enfermedades generales como diabetes, obesidad, osteoporosis…

Las bacterias causantes de la enfermedad son bacterias que habitan en la boca y se sitúan entre los dientes formando la denominada placa bacteriana. Esta placa se va acumulando en las encías y con el tiempo, la mezcla de bacterias, saliva y restos de alimento se endurece y forma el sarro. Las bacterias de esa placa y sarro producen toxinas que al liberarse irritan las encías y forman las bolsas periodontales. Si las bolsas periodontales no se tratan seguirán avanzando creando la destrucción del hueso que sujeta los dientes, y eventualmente se puede a llegar a perder el diente ya que se caerá o será necesaria su extracción. El tratamiento de esta enfermedad consiste en la eliminación de la infección que produce la enfermedad. Una vez controlada la infección el proceso destructivo de hueso se detiene y de este modo se pueden conservar los dientes y los tejidos periodontales sanos. La forma de abordar este tratamiento consiste en la realización de:

  1. Tartrectomía o higiene: la eliminación del cálculo (sarro) supragingival, depositado por encima de la encía. Generalmente utilizando un aparato de ultrasonidos
  2. Raspaje alisado y pulido radicular: consiste en la eliminación del cálculo (sarro) subgingival depositado por debajo de la encía mediante el uso de curetas manuales o ultrasonidos dejando la superficie radicular lisa y pulida. De esta manera se impide el avance de la enfermedad periodontal. Suele hacerse en varias sesiones realizando los curetajes por cuadrantes.