Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
Volver

¿Cómo afecta el verano a nuestros dientes?

06-09-2021
¿Cómo afecta el verano a nuestros dientes?

El verano es un período vacacional de descanso, que permite a adultos y niños desconectar del día a día y disfrutar de momentos de reposo y diversión. Aún así, hay personas que también desconectan de sus hábitos saludables o de sus rutinas de higiene bucodental, pero no debemos olvidar que durante el verano también llevamos a cabo ciertas acciones que pueden alterar la salud de nuestros dientes e incluso provocar problemas que pueden ser graves a largo plazo.

En este artículo queremos explicarte qué afectaciones tiene el verano en la salud bucodental.

El consumo de productos fríos:

Los helados, granizados, batidos o agua fría son los productos estrella del verano. Debido a las altas temperaturas necesitamos un plus de hidratación y frescor durante esta temporada, pero debemos ir con cuidado al consumir estos productos tan fríos, ya que un consumo excesivo puede provocar sensibilidad dental, que causará molestias o incluso dolores en la parte interna de los dientes.

 Olvidar la rutina de higiene dental:

Durante el verano nuestros horarios varían y puede ser fácil olvidarse de llevar a cabo una buena higiene dental. Además, durante este período, se suelen consumir más alimentos no saludables que pueden dejar restos entre nuestros dientes y en nuestra placa bacteriana. Si no hemos cuidado de nuestra higiene dental ni de la higiene dental de los más pequeños, es importante acudir al dentista para realizarse una revisión y comprobar que no hay caries ni elementos que puedan derivar a consecuencias mayores.

Consumo de bebidas con taninos:

Durante el verano también es común aumentar la ingesta de bebidas alcohólicas como el vino tinto, la sangría o el tinto de verano. Estos productos contienen taninos, una substancia que, si se consumen en exceso, puede provocar la aparición de manchas en el esmalte dental.

Traumatismos en los dientes:

Las vacaciones también son ideales para disfrutar de deportes acuáticos o terrestres que pueden ser de riesgo para nuestros dientes, ya que podemos sufrir un traumatismo que fragmente la pieza dental. Procura ir con cuidado y usar protección dental si la actividad lo requiere.

Los productos químicos de las piscinas:

Para contribuir al mantenimiento de las piscinas se utilizan diferentes productos químicos, como el cloro, que también pueden provocar la aparición de manchas en las piezas dentales.

En definitiva, el verano es uno de los períodos más celebrados y esperados de todo el año, pero si no queremos volver de las vacaciones con problemas dentales, debemos cuidar nuestros hábitos e intentar preservar la salud bucodental.

Nuestra clínica dental cumple con todos los protocolos establecidos por el Consejo de dentistas y del COEC para hacer frente al COVID-19

Cerrar