Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio Más información Aceptar

Últimas noticias

Ver todas

Hábitos de higiene bucodental para pacientes mayores

19/10/2016

Hábitos de higiene bucodental para pacientes mayores

Los pacientes mayores deben adaptar sus hábitos de higiene oral a su edad, para limpiar la boca con más eficacia

Hay distintas pautas para tener una buena rutina de higiene oral en la tercera edad:

  • Salud general y oral. Las enfermedades propias en estas edades como la diabetes, hipertensión… influyen en la salud oral. Así, conviene usar productos de higiene oral específicos para la edad.
  • Técnicas habituales. Si bien es importante adaptar la rutina de limpieza a la edad, se puede mantener la base de las técnicas habituales. Hablamos de un cepillado diario, con un cepillo de cerdas suaves y con una duración mínima de dos minutos. No obstante, conviene reponer el cepillo de dientes cada tres meses y adaptarlo al máximo a la cavidad oral del paciente. Algunos pacientes pierden facultades en la tercera edad, por lo que el cepillo debe ser práctico y de calidad.
  • Visitar al odontólogo con más regularidad. Con la edad, los nervios de los dientes pierden sensibilidad. Por ello es muy importante no esperar hasta notar un dolor agudo para acudir al odontólogo. En ese caso, puede ser demasiado tarde para la pieza dental.
  • Revisar la medicación. Algunos medicamentos pueden provocar patologías bucales como la xerostomía. Se recomienda acudir al médico para revisar qué medicamentos se deben tomar.
  • La importancia del flúor. El flúor puede comenzar a usarse desde la infancia. Contribuye a la mineralización del esmalte, de modo que es más fuerte ante la acumulación de placa bacteriana.
  • Eliminar hábitos perjudiciales. En la tercera edad es difícil suprimir hábitos perjudiciales que se han desarrollado durante la juventud. No obstante, hábitos como el tabaquismo o el consumo de alcohol son mucho más peligrosos para la salud oral en esta edad.
  • Limpieza interproximal. En los pacientes mayores, la limpieza interproximal tiene mucha importancia. Especialmente en los portadores de prótesis dentales. La acumulación de biofilm oral en los espacios interdentales puede provocar graves complicaciones. Por ello se recomienda el uso del irrigador bucal.